Search

News

¡Ya viene la Cuaresma!

Posted on January 31, 2020 in: St. Mary

¡Ya viene la Cuaresma!

El 26 de febrero sera Miércoles de Ceniza , la inauguración solemne de nuestra temporada de 40 días de renovación espiritual. Que esta Cuaresma nos consuele y nos desafíe mientras nos preparamos para celebrar los misterios de Pascua de la muerte y resurrección de Cristo y el derramamiento del Espíritu Santo. Acompañamos a los catecúmenos y miembros de los bautizados que están completando su iniciación sacramental.

• Con ellos, estudiamos las Escrituras y nuestra tradición. Esta Cuaresma, planeamos tener 6 reuniones semanales de pequeños círculos de oración / estudio. Aproveche las guías de las Escrituras y la lectura espiritual que estarán disponibles, así como también las tardes de reflexión.

• Buscamos vivir de manera más simple. La Cuaresma es un tiempo de ayuno y abstinencia. El Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo son días obligatorios de ayuno. La Iglesia nos obliga a abstenernos de la carne los viernes en la Cuaresma. Esta es, por supuesto, la práctica mínima. ¿Cómo puede llevar estas prácticas a sus rutinas habituales para vivir de manera más sostenible?

Renovamos nuestro compromiso con la oración. Esto significa reducir la velocidad y simplificar para que podamos hablar con Dios y Dios con nosotros. La misa diaria, las visitas al Santísimo Sacramento, el rosario y las estaciones cuaresmales de la Cruz son excelentes prácticas de oración. También lo es la participación en un grupo de feligreses que se reunirán para rezar juntos y profundizar su fe. Planee inscribirse en un grupo esta Cuaresma.

Operación Tazon de Arroz. La Cuaresma es un momento de oportunidad para fortalecer nuestra fe a través de la oración, el ayuno y la limosna. Estas prácticas nos acercan a Dios y demuestran nuestra solidaridad con los necesitados en el hogar y en todo el mundo. Esta Cuaresma has que tus sacrificios se conviertan en oportunidades para alimentar a los pobres hambrientos. Participa en la Operación Tazon de Arroz de CRS y deja que los sacrificios que hagas por los pobres hambrientos los alimenten y que estos sacrificios sean testigos del amor que los discípulos de Cristo tienen por todas las personas, especialmente los hermanos y hermanas del Señor.

 

 

Bookmark and Share