Search

News

Pray.. Practice Charity... Give...

Posted on April 25, 2020 in: Cluster News, St. Peter and Paul, St. Joseph, St. Mary

Pray.. Practice Charity... Give...

Pray Practice Charity Give

Brothers and Sisters:

When we cannot gather at the altar for Holy Mass, there are other ways to stay connected with Christ and with one another – all of them disappointing compared to gathering for Mass!  The truth is that we won’t feel like Our Lord Jesus’ Church until we begin to celebrate His Eucharist together once more. 

While we are waiting, here is what I believe we are called to do:

  1. Pray for one another.  Pray especially for the members of Christ’s Mystical Body who are discouraged, fearful, lonely, or grieving.  Pray for those whose work and service puts them in the way danger of infection.  Pray for those who are ill.  Become an intercessor!  If you want to engage in the prayer of intercession in a formal way, send a note or call the parish office.  We will provide you with a list of those who have asked for prayer.  Also, if you have a need for prayer, let us know and intercessors will pray for you.
  2. Practice charity.  Though you won’t make headline news, you can find opportunities to brighten someone else’s day, to smooth their path, or to let them know that they are appreciated.  Small acts of random kindness are the trademarks of Christians.  They should be our I.D. in these times.
  3. Keep the home fires of our parish burning through sacrificial giving.  Even though the collection basket is no longer being placed under our noses, we are still called to make sacrificial offerings to keep the mission of the parish alive.  You could make a very good argument – I firmly believe this! – that with so much life disrupted, now is precisely the time to bear witness to Christ. Now our parishes need the financial means to carry out their mission.  Everyone’s help is needed!  Have you been supporting the parish?  Don’t stop now!  Here are two ways you can ensure that you give financial support to our mission:
    • Engage online giving.  Quickly and easily, you can determine your weekly offering and your gifts to special collections, then follow through automatically as you do with other parts of your financial life.  It is quick, easy, steady and secure.  Go to the parish cluster web page, jnccfaith.org and click on the “Electronic Offertory” button under your Parish on our home page to learn how. There is even a mobile app!
    • If you are not yet signed onto online giving, make use of the offering envelopes mailed to all registered parishioners during the next several weeks.  We won’t be gathered for Mass very soon.  Make sure that you are supporting our parish by mailing in your contributions.
  4. A last word.  Our families and our parish need a blessing.  In other places, there are brothers and sisters in much more extreme need – in Haiti, in Latin America, in Africa, and in refugee camps sheltering millions of souls.  Let us not forget them in our prayers and in our charity.  We are battered, but we in Norwich, are hardly the poorest of the poor.  Pray for those who are most vulnerable.  May we find ways to care for them.

Thanks for taking to time to read this message and think about it.  Know that you and your families are in my prayers in these trying times. 

Very truly yours,

Fr. Bob Washabaugh

Oren....Practiquen la Caridad....Regalen....

Hermanos y hermanas:

Cuando no podemos reunirnos en el altar para la Santa Misa, hay otras maneras de estar conectados con Cristo y entre nosotros, ¡todos ellos decepcionantes en comparación con la reunión para la Eucaristía! La verdad es que no nos sentiremos como la Iglesia de Nuestro Señor Jesús hasta que comencemos a celebrar Su Eucaristía juntos una vez más.

Mientras esperamos, esto es lo que creo que estamos llamados a hacer:

  1. Orar los unos por los otros. Orar especialmente por los miembros del Cuerpo Místico de Cristo que están desanimados, temerosos, solitarios o afligidos. Ore por aquellos cuyo trabajo y servicio los pone en peligro de ser contagiados. Orar por los que están enfermos. ¡Conviértete en un intercesor! Si desea participar en la oración de intercesión de manera formal, envíe una nota o llame a la oficina parroquial. Le proporcionaremos una lista de los que han pedido oración. Además, si necesita orar, infórmenos y los intercesores orarán por usted.
  2. Practica la caridad. Aunque no saldrá en los titulares de las noticias, puede encontrar oportunidades para alegrar el día de otra persona, para aliviar su camino o para hacerles saber que son apreciados. Pequeños actos de bondad espontáneos son las marcas por las que se reconoce a los cristianos. Deberían ser nuestra identificación personal en estos tiempos.
  3. Mantenga los fuegos domésticos de nuestra parroquia encendidos a través de sacrificios. A pesar de que la canasta de ofrendas ya no se coloca en frente de nuestras narices, todavía estamos llamados a hacer ofrendas de sacrificio para mantener viva la misión de la parroquia. Podrías argumentar muy bien, ¡lo creo firmemente! - Que con tanta vida interrumpida, ahora es precisamente el momento de dar testimonio de Cristo. Ahora nuestras parroquias necesitan los medios financieros para llevar a cabo su misión. ¡Se necesita la ayuda de todos! ¿Has estado apoyando a la parroquia? ¡No te detengas ahora! Aquí hay dos formas en que puede asegurarse de brindar apoyo financiero a nuestra misión:
    • Participar donando en línea. De manera rápida y fácil, puede determinar su oferta semanal y sus obsequios para colectas especiales, y luego realizar el seguimiento automáticamente como lo hace con otras partes de su vida financiera. Es rápido, fácil, estable y seguro.  Vaya a la página web del grupo parroquial: jnccfaith.org..  Donde se encuentra la Parr.St.Mary cliquea “Electronic Giving” para recibir instrucciones.
    • Si aún no ha firmado la donación en línea, utilice los sobres de oferta adjuntos durante las próximas semanas. No nos reuniremos para la misa muy pronto. Asegúrese de apoyar a nuestra parroquia enviando sus contribuciones por correo.                       
  4.  Una última palabra. Nuestras familias y nuestra parroquia necesitan una bendición. En otros lugares, hay hermanos y hermanas con necesidades mucho más extremas: en Haití, en América Latina, en África y en campamentos de refugiados que albergan a millones de almas. No los olvidemos en nuestras oraciones y en nuestra caridad. Estamos sufriendo, pero nosotros en Norwich, apenas somos los pobres de entre los más pobres. Ore por aquellos que son más vulnerables. Que podamos encontrar maneras de cuidarlos.

Gracias por tomarse el tiempo para leer este mensaje y pensarlo. Sepa que usted y sus familias están en mis oraciones en estos tiempos difíciles.

Atentamente,
Padre Robert Washabaugh

Bookmark and Share